viernes, mayo 22, 2009

The Walking Dead


Las historias sobre zombis suelen recibir poco crédito, se cree que son simples cuentos de terror sobre criaturas que gritan "Braaaiiins" y caminan lentamente mientras devoran a un puñado de sobrevivientes estúpidos. Sin embargo, este "género" ofrece más que eso, como queda evidenciado en obras tan geniales como Dawn of the Dead, 28 Days Later y Shaun of the Dead (en el cine) y World War Z (en literatura). Tomando en cuenta que estoy en mi momento de comentar cómics, no me parece mala idea hacer un breve post acerca del mejor exponente de la ficción de zombis (afortunadamente, todas las historias de zombis son ficción) en este medio, The Walking Dead.

Robert Kirkman, como mencione en algún post previo, es simplemente un genio; aprovecha los elementos del género de terror y los mezcla con personajes muy humanos, llenos de defectos que eventualmente conducen a su muerte, porque esa es parte de la lección que nos brinda Kirkman en su obra, los seres humanos somos presa de nuestros propios defectos y en un mundo post apocalíptico como el presentado en TWD, pero antes de comentar acerca de los elementos adicionales que hacen que la obra de Kirkman sea merecedora de los halagos que suelo hacerle, creo que es necesario brevemente reseñar la trama.

Rick Grimes despierta en un hospital en el que se encontraba siendo tratado por una herida de bala que lo dejó en coma y al darse cuenta de que el lugar se encuentra completamente vacío decide explorar un poco el mundo que lo rodea, dándose cuenta de que los humanos se han convertido en zombis. En ese momento inicia la trama de uno de los más chocantes, aterrorizantes y humanos cómics que he leído. Si bien es una historia que aun se encuentra en desarrollo (el número más reciente es el 61 y el autor no ha expresado interés en terminar la historia pronto), no puedo negar la gran habilidad de Robert Kirkman para desarrollar a sus personajes (y luego matarlos de maneras dramáticas y conmovedoras), generar conflictos muy humanos, realistas y adecuadamente desarrollados (desde la rivalidad de Shane y Rick hasta los eventos en la prisión y en Woodbury). Kirkman presenta un mundo en el que tal y como describe acertadamente uno de los personajes, los muertos vivientes no son los zombies, son los humanos que han sido condenados a una existencia en constante peligro, no sólo por la presencia de estas terribles criaturas, sino también por otros humanos, la imposibilidad de que las personas colaboren entre sí o el simple hecho de que un mundo como ese definitivamente tiene sus efectos negativos en la mente de las personas (desarrollado de manera perfecta en los niños del grupo de sobrevivientes).

A lo largo de sus 61 capítulos (por ahora), The Walking Dead nos muestra una historia inteligente, humana, llena de momentos emocionantes y chocantes, que juega con los elementos básicos de una historia de este tipo pero a su vez intenta ir más allá al desafiar constantemente al status quo (no quiero dar spoilers, pero del grupo inicial sólo quedan 5 personajes vivos y cada herida ha quedado permanentemente marcada en el personaje, a ese nivel de detalle ha llegado el autor). The Walking Dead definitivamente no es una historia para quienes se asustan fácilmente, pero dejando de lado a ese público, éste es uno de los cómics que definitivamente considero recomendable, lleno de sopresas y de historias inteligentes y bien desarrolladas.

viernes, mayo 08, 2009

We3


Grant Morrison es uno de los autores más "originales" de cómics en la actualidad. Su personalidad extraña llama la atención de los lectores, pero su fama corresponde más a su genial trabajo que a su actitud en general. Morrison ha escrito historias tan diversas (desde X-Men hasta Batman, pasando por personajes como Animal Man, Doom Patrol, Seaguy y su principal obra The Invisibles). Si bien no he podido leer todas sus obras, planeo hacerlo y mientras tanto, quiero comentar la que sí he podido apreciar We3, una emocionante historia sobre tres animales tratando de llegar a casa (es mucho mejor de lo que suena).

We3 es la historia de un perro (1), un gato (2) y un conejo (3) que son manipulados por un grupo de científicos del gobierno de EEUU para convertirlos en armas perfectas; lamentablemente, el gobierno decide quitarle el apoyo a dicho proyecto y se ordena que los animales sean eliminados. Ante esta situación, una de los científicos que trabajaba en el proyecto decide liberar a los animales en lugar de sacrificarlos, acto particularmente estúpido considerando que al ser animales, estos actuaban por instinto, y al ser armas, su comportamiento es letal para todo aquel que se atreve a amenazarlos, por lo que el gobierno decide hacer todo esfuerzo para capturar y eliminar a los tres animales.
El mayor logro de Morrison en esta obra, es que el autor crea personajes que son ciertamente no humanos, es decir, el gato y el perro son verdaderamente una representación de los comportamientos que solemos atribuir a dichas especies (en el caso del conejo es un poco menos interesante, al no estar relacionada dicho animal con una conducta específica). Tal vez la expresión no sea adecuada, pero creo que el esfuerzo de Morrison por retratar de manera acertada la "psicología animal" es lo que resalta más en esta obra, desde el diálogo "primitivo" (aunque parecido al moderno l33tsp34k) hasta las personalidades de cada animal, Morrison ha hecho un genial trabajo al crear y desarrollar personajes no humanos.
Del lado artístico, el estilo de Frank Quitely es excelente; el dibujo es muy bueno, pero resalta de mejor manera en las escenas de acción, donde la dinamicidad que el artista le da a las escenas es uno de los elementos más atractivos del cómic.

Volviendo a la trama, creo que lo que más me gustó de ésta fueron los personajes, en especial 1, el perro. El autor representa a éste como el perfecto ejemplo de un perro leal y heroico, o por lo menos uno que intenta serlo. A pesar de estar limitado en cuanto a su diálogo, el perro lograr mostrarnos ese lado heroico y a la vez fracasado que humaniza a los súperheroes que solemos ver en este formato, particularmente conmovedoras son las escenas en las que el perro intenta proteger a los humanos de los accidentes que él y sus compañeros causan, además de los numeroso momentos en que 1 se castiga a sí mismo repitiéndose la frase "Bad Dog". Por otro lado, 2, el gato, expresa de manera perfecta el concepto general de los felinos, un animal completamente desinteresado, egoísta, inteligente. Lo único que puedo criticar es que el conejo no tuvo tanto desarrollo como sus compañeros, pero considerando el desarrollo que tuvieron los otros dos, no tengo mucho de qué quejarme.



En general, We3 es una historia llena de acción y violencia, pero a la vez una historia conmovedora acerca de tres personajes incomprendidos que sólo quieren encontrar un hogar. La excelente caracterización (particularmente del "protagonista" de la historia, "1" o Bandit como era su nombre antes de ser sujeto de experimentos), el genial arte y un manejo inteligente de una historia que se prestaba para discurso ideológico hacen de ésta una de las mejores obras hechas en este formato y, como casi todas las que comento, es uno de los cómics que cualquier seguidor del género (y aquellos que disfruten de una historia inteligente y entretenida) no puede dejar de leer.

sábado, mayo 02, 2009

Batman: The Long Halloween


Hablemos de un tiempo en el que el nombre de Jeph Loeb significaba algo importante, hablemos de la razón por la que Jeph Loeb alguna vez tuvo reconocimiento como uno de los autores más importantes de cómics, hablemos de una de las mejores historias de Batman de todos los tiempos, hablemos, pues, de The Long Halloween, la obra que justifica toda la fama que Jeph Loeb y Tim Sale reciben. Después de estos comentarios, es inncesario indicarlo, pero no por ello voy a dejar de hacerlo; The Long Halloween es una de las mejores historias de Batman
La trama es relativamente sencilla, alguien está matando a diversas personas importantes dentro del mundo de la mafia en las fechas de diversas festividades, empezando, obviamente, en Halloween. Es así que Batman, Harvey Dent y el comisionado Gordon asumen la tarea de detener a Holiday, como es llamado el asesino.
Sin embargo, describir a TLH únicamente desde la trama de Holiday no es hacerle justicia a esta historia; en cierto modo, se puede afirmar que TLH implemente en una serie de 12 números a casi todos los elementos principales de la mitología de Batman, desde su extraña relación con Catwoman, sus numerosos villanos, los elementos "noir", entre otros, todo ello sin hacer que la trama se sienta forzada, innecesariamente dilatada o tediosa. Loeb hace un genial esfuerzo narrativo mostrándonos un poco del misterio en cada episodio, sin dejar de lado otros aspectos importantes del personaje.
Uno de lo temas que más me llamo la atención en el cómic fue que sirve como una perfecta transición entre el mundo presentado por Year One, que presentaba una caótica y corrupta Gotham City, con el mundo desarrollado en los cómics "tradicionales" de Batman, en los que si bien Gotham es básicamente el mismo hoyo negro de corrupción, éste es "dirigido" por villanos más coloridos, ligeramente más acordes con el hombre murciélago. The Long Halloween representa el tránsito entre el mundo de las familias de mafiosos como la Falcone o la Maroni hacia el mundo de los súpervillanos destructivos como el Joker o ambiciosos como Catwoman; la transición de los criminales comunes a los villanos de cómic es presentada lentamente a lo largo del cómic, pero cuando llega al punto máximo (en una escena en particular cerca a las páginas finales de la obra, en la que se ve a toda la galería de enemigos de Batman presentada a lo largo del cómic confrontando a Carmine Falcone) el impacto de la escena nos demuestra que sin quererlo, Batman y sus enemigos tradicionales han generado a los monstruos contra los que el crusado enmascarado tendrá que luchar por el resto de su vida.
Un detalle que es necesario mencionar es el arte; un buen cómic no se compone únicamente del diálogo, sino que necesita estar acompañado de imágenes que representen adecuadamente el ambiente que las palabras están creando. El trabajo de Tim Sale es excelente en esta obra, si bien no he leído mucho del trabajo de Loeb y Sale, no me queda duda que el estilo utilizado en esta historia es de lo mejor que ha hecho Sale, cada detalle encaja perfectamente en el ambiente oscuro y caótico de la historia; las escenas en blanco y negro de los asesinatos de Holiday son lo más resaltante, Sale logra captar de manera perfecta la esencia de dichas escenas y en general de toda Gotham City.



Debo admitir que The Long Halloween no presenta la profundidad psicológica que alabe en The Killing Joke, pero la reemplaza con el excelente misterio que desarrolla en sus páginas. Los lectores sabemos que no será pronto que Holiday sea capturado y sin embargo nos mantemos pegados a la trama a la espera de que en algún momento los protagonistas se acerque un poco más al asesino. Es en cierto modo irónico que Batman, quien además de súperheroe es un genial detective, no haya logrado identificar al asesino hasta que fue demasiado tarde (eso sin contar que hasta cierto punto Loeb deja abierta la posibilidad de que el verdadero asesino no sea quien termina en prisión por los crímenes).
The Long Halloween muestra al universo de Batman de la mejor manera posible, ya no estamos ante el Bruce Wayne y Jim Gordon recien llegados a Gotham, tratando cada uno a su modo de lidiar con la corrupción que destruye a la ciudad, ni tampoco tenemos a un maltrecho Batman en un mundo fascista, ni mucho menos tenemos una introspección en la psicología del héroe a través de la psicología de su némesis, no, en la obra de Loeb estamos ante una historia diferente, una historia de transición que si bien incorpora algunos de los elementos ya mencionados, es más cercana a un film noir que a las obras indirectamente citadas, sin dejar de lado aquello que hace que Batman sea Batman. Nunca antes se había desarrollado una historia tan enfocada en el lado detectivesco del personaje, sin dejar de lado sus aspectos más personales (y no sólo de Batman, sino también de Harvey Dent, uno de los personajes más interesantes a lo largo de la historia). En general, es necesario reconocer el talento de Loeb al contar una historia interesante que incorpora los mejores elementos del universo de Batman y que nos mantiene atentos al misterio sin perjudicar el desarrollo de los personajes. Definitivamente recomendable para cualquier lector, sea o no fan del personaje.

viernes, mayo 01, 2009

A Superman For All Seasons


Nuevamente es viernes y por ello me corresponde hacer un review de cómics y esta semana quiero comentar otra obra de Jeph Loeb, casi de la misma calidad y estilo que Daredevil: Yellow (lo cual ya es un buen inicio). En esta ocasión, Loeb nos narra una historia sobre el superhéroe más tradicional de todos, Superman, contandonos de nuevo una historia nostálgica acerca del origen del personaje.
Como con Daredevil, Superman nunca me parecio un personaje interesante. Sin embargo, al ser éste uno de los trabajos más importante de Loeb en DC (aparte de los de Batman), decidí darle una oportunidad y quede realmente complacido.

A Superman For All Seasons es, como otras historias de Loeb, un cómic acerca del lado humano del súperhéroe, esta vez enfocado en el tema de la madurez, cómo encontrar tu lugar en el mundo, algo que nos agovia a todos, incluso al hombre de acero. La historia se desarrolla al inicio de la "carrera" de Superman, un joven que vive con sus padres en Smallville, pero con una diferencia importante respecto a sus pares (diferencia tan obvia que no pienso mencionarla). El primer capítulo nos muestra a Superman de un modo en que el lector promedio no suele verlo, como un joven inseguro como cualquier otro, Loeb logra imprimirle algo de humanidad a un personaje que usualmente es considerado como aburrido y poco profundo. Conforme la historia va avanzando podemos presenciar la lenta evolución del personaje, en particular cuando finalmente se convierte en Superman tal y como lo conocemos, el hombre de acero dispuesto a defender a los débiles y castigar a quienes se aprovechan de ellos. Sin embargo, Loeb logra desarrollar la trama a través de un particular fracaso que le demuestra al personaje que incluso él es susceptible de fracasar. La trama no termina ahí y en el último capítulo podemos ver a un Superman redimido, demostando seguridad en su rol.

Lo genial de ésta obra se encuentra en la manera simple pero efectiva como demuestra el tránsito entre el muchacho de Smallville y Superman como todos lo conocemos, además de desarrollar el tema de por qué alguien con tanto poder eligiría hacer uso de él para ayudar a los demás; la sola idea de que hay algo incorrecto con ese comportamiento ya es de por sí preocupante (aunque característica de nuestro mundo), pero el cómic lo explica de una manera adecuada al remitirlo todo a la familia, al ambiente honesto en el que Clark creció y en cierto modo al hecho de que si bien esta es una historia acerca de madurar, asumir responsabilidades y convertirse en un adulto, Clark nunca deja de ser el muchacho inocente de Smallville que cree en la verdad, la justicia y el estilo de vida americano; Superman es presentado como el héroe honesto, amigable, noble, justo y desinteresado que intenta a su modo de hacer del mundo un mejor lugar. Loeb capta la esencia del personaje, la humaniza y la plasma en uno de los mejores cómics sobre el hombre de acero. Altamente recomendable, incluso para quienes no son fans del personaje al igual que yo lo era antes de leer esta obra.

5 cómics recomendables

Varios de los blogs "importantes" del ambiente peruano decidieron elaborar una lista con los 10 cómics recomendables para quienes no leen cómics. Dejando de lado que éste blog no es tan importante o conocido como los que empezaron con esta iniciativa, creo que no estaría de más hacer una lista con los cómics que considero son suficientemente interesantes y llamativos para quienes no acostumbran a leer cómics; lamentablemente tengo que dejar de lado a otras obras recomendables como Fables, Sandman, Animal Man, The Invisibles, entre otros porque no las he leído todavía, pero definitivamente se encuentran en mi lista de cosas por hacer en cuanto tenga algo más de tiempo libre. En fin, pasemos ahora a la lista de los cinco cómics que considero recomendables:

5. Maus

Realmente hay poco que agregar sobre Maus, siendo éste uno de los cómics más reconocidos por la crítica literaria (al punto de haber ganado un premio Pulitzer). Sinceramente, creo que la obra de Art Spiegelman retrata de manera perfecta el Holocausto, sus consecuencias en los sobrevivientes, la relación entre un padre y un hijo y el proceso creativo del artista. Definitivamente, de lo mejor de la historia de este arte.

4.- Ultimates

Muchas veces para defender a los cómics se suele afirmar que no todos son acerca de hombres rudos en mallas enfrentándose a villanos que quieren conquistar el mundo. Sin embargo, pensar que todos los cómics de súperheroes son iguales o son por naturaleza simples o inmaduros es un error. Mark Millar hace en Ultimates un excelente trabajo al presentarnos héroes más reales; si bien no profundiza en su psicología, logra contarnos una clásica historia del bien contra el mal haciendo uso de versiones interesantes (y en ciertos casos hasta mejores) de personajes clásicos de Marvel. Los primeros dos volúmenes son altamente recomendables.

3.- Y: The Last Man

Al igual que con Maus, no quiero decir mucho sobre esta obra de Brian K. Vaughan pues es uno de mis cómics favoritos y merece un post dedicado únicamente a ella. Partiendo de la idea de que todos los hombres del mundo salvo uno han muerto, Vaughan nos cuenta una historia que mezcla aventura, misterio, ciencia ficción y hasta un análisis de la humanidad en su conjunto; logra hacer todo ello sin caer en ningún momento en los puntos típicos de las historias de conflicto entre géneros.


2.- The Walking Dead

Normalmente las historias de zombies suelen ser ridiculizadas y consideradas como material de películas de serie B o gore. Sin embargo, las mejores obras del género son aquellas que dejan del lado a los no-muertos para enfocarse en los seres humanos que tienen que lidiar con el drama de vivir rodeados de zombies; The Walking Dead es una de esas historias; altamente recomendable para quien disfrute de una historia inteligente y atemorizante.

1.- Blankets

La obra de Craig Thompson es la mejor muestra de que los cómics pueden ser usados para contar cualquier historia, desde hombres en mallas, ciencia ficción, detectives e incluso la biografía de un joven tímido y que no encuentra su lugar en el mundo, como es el caso de Blankets, una de las mejores obras publicadas en el formato de arte secuencial; si tuviera que elegir un cómic para recomendar definitivamente sería éste.